sábado, 29 de septiembre de 2012

Leccion - 12 - El Apocalipsis revela el secreto de la muerte


El Apocalipsis revela el secreto de la muerte.
Los números entre paréntesis en cada lección corresponden al número de página en la Biblia Reina Valera 1960.

Al contar las innumerables cuerdas emotivas (conscientes e inconscientes) de nuestra vida de relación, la muerte produce un vacío y una sensación de carencia difíciles de ser igualados. La muerte es la última y mayor frustración humana que obliga a la búsqueda de respuestas satisfactorias a preguntas tan concretas como estas: ¿Qué ocurre cuando alguien fallece? ¿Hay vida en la muerte? ¿Podemos reencontrarnos con nuestros amados que murieron? Pero quizá la pregunta más delicada y lógica sea: ¿Dónde encontrar la respuesta?

JESÚS TIENE LA RESPUESTA

1. Cristo resucitado se presenta en Apocalipsis como "el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos". ¿Qué dice Jesús que tiene en sus manos? Apocalipsis 1:18 (1141).

Respuesta: 

"Tengo las llaves de la muerte y del Hades" (Que quiere decir: sepulcro).

NOTA: La inocente muerte y la resurrección de Cristo resuelven el problema de la muerte del pecador. "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” (S. Juan 3:16, página 976). El es el "principio y fin... el Todopoderoso" (Apocalipsis 1: 8). Él sabe todo; cómo creó la vida y lo que sucede cuando una persona muere. Y lo reveló en la S. Biblia (1 S. Pedro 1: 10, 11). Por eso es que cuando discutían con Él un problema respecto a los muertos y a la resurrección, "respondiendo Jesús, les dijo: “Erráis, ignorando las Escrituras y el poder de Dios" (S. Mateo 22: 29).
El entender lo que la Biblia dice acerca de la creación del ser humano nos facilitará la comprensión del misterio de la muerte.


NUESTRO SEÑOR REVELA CUAL ES LA NATURALEZA HUMANA
 
2. ¿Qué dos elementos unió Dios en la creación para que surgiera el alma viviente? Génesis 2: 7 (6).

Respuesta: “polvo de la tierra+ aliento de vida = alma viviente”.

La Biblia no dice que tenemos un alma independientemente del cuerpo. La revelación declara que somos un alma viviente como resultado de la armoniosa relación del polvo más el soplo.

3. De acuerdo a la Palabra de Dios, ¿qué ocurriría con el alma viviente si desobedecía la voluntad del Creador? Génesis 2:16, 17 (6).

Respuesta:

 "El día que de él comieres, ciertamente morirás".

4. En Apocalipsis 12:9 dice que el diablo "engaña al mundo entero", ¿qué mentira intro­dujo Satanás? Génesis 3: 4 (7)

Respuesta:

 "La serpiente dijo a la mujer: no morirás".

NOTA: Para que el "alma viviente" siguiese viviendo había una condición que cumplir: debía permanecer obediente. El gran engaño de Satanás consistió en proclamar la inmortalidad incondicional. El dijo: No importa lo que hagas vivirás. De acuerdo a la revelación bíblica el único que tiene inmortalidad es Dios (1 Timoteo 6: 15, 16, página 1103).

5. Al desobedecer a Dios, ¿qué ocurrió con el "alma viviente"? Ezequiel 18: 4, 20 (778); Isaías 51:12 (689); Romanos 5:12 (1042).

Respuesta: 

  • "el alma que  pecare, esa morirá
  • "El hombre es mortal". 
  • "el pecado entró en el mundo, y por el pecado la muerte

 
NOTA: La S. Biblia enseña que como consecuencia del pecado, el alma es mortal. Véase por ejemplo, algunos de los muchos versículos que corroboran esta declaración: "Les quitas el hálito, dejan de ser, y vuelven al polvo" (Salmos 104: 29, páginas 583, 584). "Ningún homicida tiene vida eterna permanente en él" (1 S. Juan 3:15, página 1135).

QUE HAY DESPUÉS DE LA MUERTE

6. En Apocalipsis 2:8 Jesús se presenta a la iglesia de Esmirna como "el primero y el pos­trero, el que estuvo muerto y vivió". Él sabe lo que ocurre cuando una persona muere. ¿A qué dijo Jesús que se asemeja la muerte? S. Juan 11:11-14, 43, 44 (988, 989)

Respuesta:

"Nuestro amigo Lázaro duerme. Pero Jesús decía esto de la muerte de Lázaro".

NOTA: Nótese que la palabra "duerme" está expresando inconciencia, como aparece en otros pasajes bíblicos. Por ejemplo, Eclesiastés 9: 5 (643) declara enfáticamente que "los muertos nada saben" En Salmos 146: 4, hablando de la muerte, dice: "En ese mismo día perecen sus pensamientos".

7. ¿Pueden los muertos intervenir en lo que hacen los vivos? Eclesiastés 9:5, 6 (643); Apocalipsis 16:14 (1152); Apocalipsis 18: 23 (1154).

Respuesta:

 "pero los muertos nada saben". "su amor y su odio y su envidia fenecieron ya; y nunca más tendrán parte en todo lo que se hace debajo del sol".

En Apocalipsis dice que hay "espíritus de demonios que hacen señales" y en Apocalipsis 18: 23: "Por tus hechicerías fueron engañadas todas las naciones".

NOTA: Cuando una persona muere se quiebra la unión armoniosa que mantenían el polvo de la tierra y el soplo de vida, desapareciendo la vida consciente, o sea el alma viviente. Por eso es imposible que aparezcan los muertos

La S. Biblia declara que ellos no pueden volver a sus casas (Job 7: 9, 10); no sufren ni disfrutan (Eclesiastés 9: 6); no trabajan (Eclesiastés 9: 10); no pueden aprender (Isaías 38:18, 19); no pueden glorificar a Dios (Salmos 115:17), y es lógico, pues para todas estas cosas es necesaria la conciencia. Pero eso es que la S. Biblia dice que los qué dicen hablar con los muertos están participando de un engaño satánico. Inclusive no se salvarán los que hacen hechicería (Apocalipsis 22:15), ni los que consultan a los muertos, etc. (Deuteronomio 18:10-14, página 195). Cuando el cristiano tiene dudas, debiera consultar a  Dios (Isaías 8:19, 20, página 657).

JESÚS TIENE PODER SOBRE LA MUERTE

En Apocalipsis 1:5 había de N. S. Jesucristo, "como del primogénito de los muertos", que en el lenguaje bíblico significa el más importante, el primero o preeminente. Considerando que no fue el primero en morir y que tampoco fue el primero en resucitar (Moisés fue resucitado en el Antiguo Testamento) y que tampoco fue el primero resucitado que ascendió al cielo (el mismo Moisés después de resucitado ascendió, como lo demuestra el incidente del monte de la transfiguración), se hace evidente que el sentido es otro. La expresión es equivalente a la que usan refiriéndose a los gobernantes cuando dicen: "primer mandatario" (aunque haya habido 200 mandatarios antes que él). Otro ejemplo: A veces hablamos de !a "primera dama". No es la primera (pues Eva fue la primera dama que hubo en la tierra), no obstante, por ser la esposa del presidente del país se constituye en la primera dama en importancia. 

La muerte y la resurrección de Cristo es la primera en importancia pues nos garantiza que habrá resurrección y vida eterna para los creyentes (1 Corintios 15: 3, 20-23). Por eso es el que tiene la preeminencia (primogénito) de los muertos.

8. La S. Biblia explica que los santos todavía no recibieron la vida eterna (Hebreos 11:39,40, página 1119), pero eso no quiere decir que no haya esperanza para ellos. ¿Qué ocurrirá un día con los muertos? Isaías 26:19 (668); 1 Tesalonicenses 4:14, 16 (1096).

Respuesta: 

"Tus muertos vivirán; sus cadáveres resucitarán". "si creemos que Jesús murió y resucitó así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él. Descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero".

9. ¿Qué hará Jesús con la muerte, al fln del milenio? Apocalipsis 20:14 (1156); 1 Corintios 15:26 (1065).

Respuesta: 

"Y la muerte y el Hades (quiere decir sepulcro) fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la   muerte segunda"."Y el postrer enemigo que será destruido es la muerte".

10. ¿Cuándo dará Jesús la vida eterna a los fieles? 1 Corintios 15: 20-23 (1065); Apocalipsis 21:4 (1156).

Respuesta: 

"Cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; luego los que  son de Cristo en su  venida"

"Enjugará Dios toda lagrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor".

A quienes lo aceptan, Jesús prometió resucitarlos en el día postrero (S. Juan 6: 54) cuando "saldrán a resurrección de vida" (S. Juan 5: 28, 29). La resurrección del Señor Jesucristo es nuestra garantía de que tiene poder para cumplir lo que ha prometido.


MI DECISIÓN: Habiendo analizado con oración lo que la S. Biblia enseña acerca del estado de los muertos acepto por fe la esperanza cristiana de la resurrección y pido a mi Señor que me guarde fiel para el día glorioso de su venida.

Firma _______________________ Fecha _________________

Lectura auxiliar: El conflicto de los siglos, E. G. de White, Capítulo 34: "El misterio de la inmortalidad" y Capítulo 35: "¿Pueden hablarnos nuestros muertos?".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada